Golpe de Calor

Prevención

 

¿Qué es?

Es el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación.

¿Cuáles son los síntomas?

  • temperatura mayor a 39º C (medida en la axila)
  • sudoración excesiva
  • piel seca
  • agotamiento, cansancio o debilidad
  • mareos o desmayo
  • dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
  • dolores de cabeza (sensación de latido u opresión)

En los bebés además se puede evidenciar:

  • la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.
  • Irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños).

¿Quiénes son los más vulnerables?

  • bebés y niños especialmente menores de 1 año (ya que su cuerpo tiene menor capacidad para regular su temperatura)
  • bebés que padecen de fiebre por otras causas, o diarrea
  • personas con enfermedades crónicas (afecciones cardíacas, renales o neurológicas)
  • niños obesos o desnutridos
  • personas que tienen la piel muy quemada por el sol
  • jóvenes que abusan de bebidas con alcohol y de drogas
  • personas mayores

¿Cómo prevenirlo?

  • Evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso
  • Evitar bebidas muy frías o muy calientes
  • Evitar comidas pesadas
  • Tomá abundante agua segura durante todo el día
  • Reducí la actividad física en los horarios de mayor calor
  • Permanecé en lugares ventilados
  • Evitá las comidas abundantes y preferí ingerir frutas y verduras
  • Los adultos mayores y mujeres embarazadas deben permanecer especialmente bien hidratados y extremar las medidas de cuidado
  • Evitar bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. No es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor
  • Evitar la actividad física intensa

Con los más chicos:

  • Dales el pecho de manera más frecuente
  • Cuando tienen más de 6 meses, ofrecerles continuamente líquidos, especialmente jugos naturales.
  • Vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o incluso desvestirlos.
  • Bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia.
  • Proponer juegos tranquilos evitando que se agiten.
  • Evitar que se expongan al sol especialmente en el horario del mediodía o bien, protegerlos de sus efectos si no se puede evitar la exposición: con el uso de ropa adecuada (sombreros, ropa de manga larga) y protectores solares adecuados.
  • Mantenerlos en lugares bien ventilados o bien con aire acondicionado (ya sea en casa o lugares públicos) cuando la temperatura ambiente es muy elevada.
  • Nunca permanezca con ellos dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

¿Cómo debemos actuar si ocurre?

Es importante actuar rápidamente. En primer lugar se debe intentar bajar la temperatura del cuerpo de la persona afectada, con hielo o con un baño en agua helada.

Además es importante:

  • ofrecer agua fresca (o incluso agua con una cucharadita de sal)
  • trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado
  • no administrar medicamentos antifebriles
  • no friccionar la piel con alcohol

El golpe de calor puede ser muy grave, en especial para los bebés y niños pequeños. Por eso, ante los primeros síntomas no demore en consultar al médico o acercarse al centro de salud.

 

Fuente: Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Argentina.gob.ar

+SECCIONES